Lagunas de Ambroz: trabajando en su protección

Lagunas de Ambroz: trabajando en su protección

Continúa la defensa de las Lagunas de Ambroz. La Asociación Vecinal de Vicálvaro, junto con otras entidades y organizaciones, acaba de presentar alegaciones ante los responsables de la Confederación Hidrográfica del Tajo para que trabajen tanto en el reconocimiento de ese humedal como en su conservación, aprovechando la próxima aprobación de los nuevos Planes Hidrológicos.

AVV

Con una superficie de 512 hectáreas y tres láminas de agua (una grande, otra mediana y una más pequeña), las Lagunas de Ambroz se han convertido en uno de los mayores humedales del municipio de Madrid. Surgidas tras el parón de las actividades mineras de extracción de sepiolita que llevó a cabo la empresa TOLSA desde 1977, estas tres lagunas son hoy en día un lugar lleno de biodiversidad. Tal y como se señala en las alegaciones presentadas, dan «cobijo a una sorprendente cantidad de especies singulares de distintos grupos faunísticos y vegetales». Muchas de estas especies son de gran relevancia, aunque, lamentablemente, tienen «comprometido» su estado de conservación si no se protege la zona.

En los últimos diez años, en el área de las Lagunas de Ambroz, se produjo, contra todo pronóstico, una sorprendente naturalización, que lo ha convertido en un importante lugar «para el ocio y el estudio de la naturaleza, al que muchos aficionados y profesionales de la ornitología, la flora, la micología, los mamíferos, la herpetofauna (reptiles) y los invertebrados, acuden habitualmente accediendo al mismo a través de los distintos caminos públicos que le atraviesan y circundan».

Consciente de su importancia, el 30 de marzo, el Pleno de Ayuntamiento de Madrid aprobó una proposición, en la que se instaba a adoptar «medidas contundentes para la protección de ese espacio natural». Entre otras cosas, se pretendía incluir la zona  en el desarrollo del Bosque Metropolitano y se proponía la creación de una Reserva Ornitológica Municipal en el ámbito de las Lagunas.

Seis alegaciones

Por todo ello, desde la Asociación Vecinal de Vicálvaro, hemos solicitado a la Confederación Hidrográfica del Tajo, organismo competente, que:

  1. Participe activamente en el reconocimiento de la existencia de estos humedales, para que se incluyan en el Proyecto de Plan Hidrológico (2022-2027) y adopte medidas para su conservación como masas de agua.
  2. Determine, «de forma unívoca y particular», las conexiones de las tres lagunas con las masas de agua superficiales y subterráneas existentes, ya que existen indicios de que existen aportes (y no solo los de la lluvia, como sugiere Tolsa).
  3. Considere las lagunas como agua superficial, en caso de no poder certificar por el momento los aportes subterráneos.
  4. Estime su influencia dentro de la planificación hidrológica. Conocer esos datos en una región «en la que se tiene poca información sobre la circulación de flujos de agua, calidad de la misma y aportes hídricos», implica un importante esfuerzo.
  5. Incluya a las Lagunas de Ambroz en los inventarios autonómico y estatal. Tal y como se ha señalado anteriormente, este humedal «es un vergel de biodiversidad, tanto de flora como de fauna, por lo que su conservación y defensa está más que justificada y debería ser una prioridad para todas las Administraciones».
  6. Garantice la protección, conservación y mantenimiento del humedal. Las Lagunas de Ambroz están en serio peligro porque la empresa TOLSA ha solicitado a la Comunidad de Madrid retomar la explotación minera, lo que podría tener un impacto irreversible en la zona.