Tajo al asociacionismo del concejal Casariego

Tajo al asociacionismo del concejal Casariego

En 2021, el presupuesto para fomentar el asociacionismo en Vicálvaro se reduce el 46% 

El 28 de abril de 2021, ha salido publicada en el Boletín de la Comunidad de Madrid la convocatoria de subvenciones de fomento del asociacionismo para los años 2021 y 2022, destinada a asociaciones que tengan su domicilio en el Distrito de Vicálvaro.

El ánimo del Sr. concejal para “fomentar” el asociacionismo parece que ha sufrido un fuerte enfriamiento, pues de un solo tajo recorta el 46% el dinero destinado anualmente a este fin, respecto a la convocatoria de 2020. Como consecuencia el presupuesto inicial se recorta desde los 120.000 euros a 65.000, prácticamente la mitad.

El efecto para las asociaciones es más drástico aún: hasta ahora, se podían presentar dos proyectos subvencionables; en los años 2021 y 2022 solo podrá presentarse uno por asociación. Eso ya supone un recorte a la mitad en las opciones para las entidades. Además, el dinero destinado a ayudar a salir adelante proyectos pasa de 65.000 a 45.000 en 2021 y 50.000 en 2022. Pero, donde el recorte es mucho más acusado es en las modalidades de ayuda al funcionamiento y al equipamiento de las sedes sociales y otros espacios, que pasa de 55.000 euros a 20.000 en el 21 y a 15.000 en el 22, un 70% menor.

Como consecuencia del recorte general de este programa también se reduce la cuantía máxima de los proyectos que se presenten, así como la parte que puede ser objeto de ayuda que pasa de los 6.000 euros a 4.000. También se reduce el máximo de las subvenciones por asociación para gastos de alquiler y funcionamiento que pasan de 1.500 euros a 600.

Esta línea de actuación, así como las decisiones que conlleva, no responde a motivos económicos, ya que ni el presupuesto de la Junta Municipal de Vicálvaro ni el general del Ayuntamiento de Madrid se ha reducido en 2021, ni se reducirá en 2022, un 46% tal y como el Sr. Casariego ha decidido hacer con las ayudas al asociacionismo (tampoco tiene la losa del techo de gasto, con el que el Gobierno del PP de Mariano Rajoy y Cristóbal Montoro asfixiaron financieramente a la anterior corporación municipal).

Este ataque a las asociaciones solo se explica por la animadversión del concejal hacia ellas, tal y como ha demostrado en su trato altivo y burocrático, negando el uso de espacios municipales, inadmitiendo arbitrariamente proposiciones al Pleno o dando la callada por respuesta a las comunicaciones, llamadas y cartas que a él se han remitido.

Las asociaciones no van a desaparecer porque la Junta Municipal reduzca su ayuda. Es un golpe y supone un retroceso evidente en la colaboración de la corporación municipal con el asociacionismo. Pero, las asociaciones existen desde hace mucho más tiempo que el que lleva en el cargo el sr. concejal y seguiremos cuando él se vaya. Poner trabas a las asociaciones solo servirá para poner en evidencia una ideología alérgica a la participación ciudadana, como también lo demuestran los pasos que se están dando para eliminar los Foros Locales y su sustitución por un falso y vacío decorado participativo.