El concejal Casariego prohíbe por decreto a la AVV hacer actividades infantiles en las fiestas del Distrito

El concejal Casariego prohíbe por decreto a la AVV hacer actividades infantiles en las fiestas del Distrito

AVV

Martín Casariego, concejal-presidente del Distrito de Vicálvaro, ha rechazado el ofrecimiento de la Asociación Vecinal de Vicálvaro para “colaborar desinteresadamente en el desarrollo de las fiestas de nuestro Distrito” (entre el 23 y el 26 de junio), organizando diversas actividades participativas y recreativas dirigidas a las familias y la infancia.

En un decreto firmado el 13 de junio, ha denegado la autorización preceptiva solicitada por la Asociación, que es la fórmula legal para prohibir las actividades propuestas por la entidad que creó estas fiestas de San Juan en 1976.

Las actividades que no le han gustado al señor concejal, por lo dañinas y peligrosas que deben de ser, hasta el punto de impedir su normal desarrollo, son:

  • Taller de chapas.
  • Variada exhibición de kárate, a cargo de la Escuela de la AVV encabezada por la campeona mundial Rocío Sánchez, vecina del Distrito.
  • Diversas actividades de concienciación infantil organizadas por profesionales de la educación y familias sobre la importancia del juego, el agua y la naturaleza que especificamos a continuación.

Otras actividades propuestas eran: 

“Enredados”. Instalación artística comunitaria. Enredados es una propuesta artística para niños, niñas, familias y adultos destinada a revindicar la importancia del juego en la infancia y en familia.
“Mójate en fiestas”. Juegos de agua en familia.
“Tierra en las manos”. Taller de barro.

«Cada gota un tesoro». Instalación artística comunitaria dirigida a reflexionar, revindicar y concienciar sobre la importancia del agua como recurso escaso. Se pretende fomentar el manejo responsable del recurso del agua y el reciclaje de plásticos basándose en trabajos realizados por artistas contemporáneos.

Las excusas

Las excusas para decretar en contra de estas actividades, que iban a ser organizadas y dirigidas de forma altruista y totalmente gratuita por personal experimentado, no pueden ser más peregrinas.

En primer lugar, por no haber solicitado la autorización con un mes de antelación. La AVV ha esperado pacientemente a que la Junta informase de las actividades en las fiestas en vano. La falta de información, agravada por la eliminación de la Comisión de Fiestas, ha provocado que no tengamos ninguna información mínimamente detallada del programa de las fiestas hasta la propia comunicación del decreto el día 15, ocho días antes del comienzo de las mismas. Es cuando tenemos confirmación de que en las fiestas no va haber ni atracciones de feriantes ni actividades alternativas gratuitas. Esa es la razón de la propuesta, para mejorar el contenido de unos festejos que sobre el papel parecen adolecer de una gran pobreza. Aún así, la solicitud de autorización se pidió con 21 días de antelación a las fiestas, para una actividad en el propio recinto ferial que no afecta a otros servicios municipales o a la movilidad rodada o vecinal.

Y, en segundo lugar, se deniega la autorización porque en el contrato de las fiestas “ya se regulan la realización de distintas actividades infantiles”. ¿De verdad, señor concejal, cree que la realización de una sola actividad infantil cada día de las fiestas para todos los menores y familias de todo el Distrito puede justificar que no se puedan hacer otras? No, señor concejal. No somos concejales, pero tenemos dos dedos de frente. Nada puede justificar que le haya salido de nuevo la vena inquisitorial.