Comunicado de la AVV ante la situación de emergencia provocada por la borrasca Filomena

Comunicado de la AVV ante la situación de emergencia provocada por la borrasca Filomena

En primer lugar, la Asociación Vecinal de Vicálvaro quiere destacar y agradecer todo el trabajo desinteresado y solidario que han desplegado cientos de vecinos y vecinas para realizar alguna de las tareas que ha provocado la gran nevada de la semana pasada.

Muchas han sido las personas que han abierto sendas en la nieve, ya sea en sus propias viviendas, en las aceras y calles del Distrito o en las inmediaciones y accesos de centros oficiales públicos.

Todo ello se ha llevado a cabo sin ningún llamamiento oficial y antes de que llegara algún tipo de ayuda municipal o autonómica a nuestros barrios.

Ha quedado patente que no había nada previsto desde las instituciones que pudiese hacer frente, ni siquiera parcialmente, a las consecuencias de la tormenta de nieve. Por eso, nos gustaría saber si el Ayuntamiento o la Comunidad de Madrid van a elaborar algún plan para afrontar el largo listado de desperfectos que ha dejado el exceso de nieve y para atender las nuevas necesidades que han surgido en el vecindario.

La AVV se ofrece para colaborar y contribuir en aquello que en este momento nos parece más útil y urgente:

  • Ofrecer la sede de la propia AVV como punto de recogida y reparto de sal para toda la zona de próxima. Los dos únicos puntos que hay en funcionamiento en estos momentos (Cruz de la Misa y la Junta de Distrito) son inalcanzables para una gran parte de la población por distancia y dificultades de movilidad.
  • Ofrecer la sede de la AVV para ser parte del Plan Municipal que debería ponerse en marcha de forma inmediata en las próximas horas y días para repartir recursos de urgencia y primera necesidad a familias que lo necesiten: desde alimentos, a productos básicos, sal…

También exigimos que parte de ese necesario Plan de Emergencia sea devolver la luz, el suministro eléctrico, a los vecinos y vecinas de La Cañada Real Galiana, algo que se les ha denegado desde hace tres meses. No devolvérsela es un acto de crueldad que no tiene explicación si no es porque determinados intereses quieren expulsarles sin darles ningún tipo de alternativa habitacional.

Nos vemos obligados a dirigirnos a las autoridades municipales y autonómicas a través de un comunicado público, ya que de forma sistemática se niegan a responder a nuestras cartas.

Quedamos a la espera de su respuesta y a la disposición de lo que las circunstancias requieran y esté en nuestra mano colaborar.