Plenos secretos, propuestas inadmitidas, cartas sin respuesta

Plenos secretos, propuestas inadmitidas, cartas sin respuesta

Ante la decisión de la Junta Municipal de Vicálvaro de inadmitir la propuesta de la Asociación Vecinal de Vicálvaro, nuestra respuesta.

El señor concejal, de Ciudadanos, y sus socios, no tienen ningún interés en escuchar a los vecinos, vecinas y en particular a la AVV en temas tan importantes para nuestro distrito como los Presupuestos de 2021 o la necesidad de poner en práctica un plan de inversión que haga frente a los daños de la nevada o las necesidades sociales provocadas por la crisis-pandemia y agudizadas por la propia nevada.

Hay una tremenda paradoja entre los 1.398 millones de euros que el alcalde Martínez-Almeida pide al Gobierno de Sánchez para afrontar los desperfectos causados por la nevada en nuestra ciudad y los 30 millones que la Comunidad de Madrid va a destinar a este fin, en toda la región, del Programa de Inversiones Regional.

Por eso, nos hacemos varias preguntas. ¿Qué parte de los 1.398 millones de euros en que Almeida ha valorado los daños de la borrasca Filomena en la ciudad corresponden a Vicálvaro? ¿Qué medidas ha dispuesto la Junta Municipal para reforzar los trabajos de reparación y saneamiento del arbolado en los parques del distrito?

El concejal Aniorte, también de Ciudadanos, ha reconocido, y así se ha publicado en la web del Ayuntamiento, que «un tercio de las familias madrileñas han visto reducidos sus ingresos económicos por la crisis, mientras que el porcentaje se eleva al 42 % cuando hablamos de familias con hijos», por lo que queremos saber qué medidas ha adoptado la Junta de Distrito para reforzar los Servicios Sociales para que puedan hacer frente a las crecientes necesidades sociales que se observan entre las familias más necesitadas de Vicálvaro.

Pero lo más grave es que mientras que Almeida pide 1.398 millones al Gobierno central y pide que se declare la zona catastrófica, el Ayuntamiento de Madrid va a tener un superávit en sus cuentas de 2020 cercano a los 1.200 millones de euros. No necesita pedir nada a nadie si realmente quiere llevar a cabo un programa de atención a las necesidades urgentes de la ciudad. ¿Qué va a hacer con todo ese dinero que no se va a gastar? ¿Destinarlo al pago de la deuda? ¿Enterrarlo en una cuenta bancaria? A diferencia de lo ocurrido con la anterior corporación municipal, el gobierno municipal actual no tiene el freno, tope, límite, de la Regla de Gasto de Montoro para disponer de ese dinero. Tampoco tiene la limitación de la tasa de reposición de personal, por lo que, si tuviera voluntad política, podría reforzar el personal de todos los servicios que se han demostrado esenciales durante el último año: Servicios Sociales, limpieza, bomberos, personal de las instalaciones deportivas, personal de los centros municipales de salud….

Por eso, queremos saber si hay algún plan previsto sobre alguno de estos temas que afectan a la vida de los vecinos y vecinas de Vicálvaro. Parece que la respuesta es: NADA. Ni una palabra, ni la menor intención de hablarlo con los vecinos, vecinas y sus organizaciones.

Lo único que tenemos por parte de la Junta Municipal de Vicálvaro son plenos secretos, propuestas que no se admiten a debate o se rechazan, cartas y peticiones de reunión sin responder… Parece una mezcla de desprecio al barrio y miedo al más mínimo contacto a sus habitantes y a sus más decanas entidades.